Al puto, en una feria dominical de Pavón Arriba, Humberto I., le dice: Rodearse el cuerpo desde adentro y por adentro. Se siente como algo sólido que, libre, vaga, como una aventura interna. Intente no ser tan cagón. Sacrifique la flaqueza, el aba...

Close